¿Evidencias reales de viajes en el tiempo?

 

Siempre encontré el tema de los viajes en el tiempo fascinante.

La lectura de Las Naves del Tiempo de Stephen Baxter (a mi modo de ver, la mejor novela de ciencia ficción que aborda el tema de los viajes en el tiempo, continuación necesaria de la clásica La máquina del tiempo de H. Wells ) fue mi catalizador.

Y uno sin quererlo, se vio inmerso en la web buscando teorías al respecto. Por ahí algunos apoyaban la idea, otros la negaban por sus notables paradojas.

Por ejemplo, esta historia que más tarde sería refutada:

Leí otras novelas sobre viajes en el tiempo. Pero quería ir más allá de la teoría, por cierto increíble.

¿Existían evidencias de viajes en el tiempo?.

LA RED DE INTERNET Y LOS VIAJES EN EL TIEMPO

Una vez más, la web me dio numerosas respuestas. La inmensa mayoría se trataba de hallazgos en rocas, bujías extrañas, mapas increíbles.

 

Pero todos tenían una explicación sin necesidad de recurrir a los viajes temporales. Incluso la famosa huella de JJ Benítez en el barro de hace mil años de un zapato moderno.

Fue así que llegué a la foto que vemos aquí. Me pareció curiosa.

viaje-en-el-tiempo-2

Descartando el Photoshop, a lo que uno inicialmente se siente inclinado a pensar, es posible localizar la imagen real de la universidad,  Y, puesto que es real, es cuando menos notable: pero no necesariamente explicable como viajes en el tiempo.

El hombre viste muy a la moda futurista, pero con ropas que se usaban en la época, incluso las gafas que parecen del futuro ya se estilaban usar. Sólo que se vistió de manera extraña, donde la vestimenta de las demás personas resultaban anacrónica.

evidencia refutada

Como vemos, las gafas ya se usaban en películas de la época. La cámara que sostiene, que muchos pretenden ver una moderna Nikon, en realidad podría tratarse de la de aquellos días. Lo mismo la remera que usa debajo, corresponde a una clásica de la edad.

No obstante, que parezca no significa que fueran iguales. La pregunta es: ¿qué es más probable? ¿Que un viajero del tiempo no haya  tomado las precauciones necesarias y haya caído en otra época vestido de forma extraña o que sea simplemente un excéntrico de lo último en moda de la época?.

ABYC0001007b
La foto original del museo de canada: click aquí para verla

Analicemos al personaje anacrónico:

viajero del tiempo

 

Primeramente las gafas:

rostro viajero

Semejan unas gafas de aviador o motociclista, a simple vista. Algo del estilo:

gafass

No son idénticas a la de la chica de la película (Barbara Stanwyck en el film Double Indemnity de 1944) pero son del estilo. Lo importante a destacar que el modelo existía en aquella época.

Veamos la cámara de fotos. Es obvio que estaba ahí la persona para asistir a la reapertura de un puente (“Reapertura del puente South Fork después de la inundación de noviembre 1940”) y tomar una foto del proyecto: pero no era el fotógrafo oficial.

camara viajero

Está claro algo ahora: si su intención era viajar en el tiempo , con una tecnología que todavía no disponemos, ¿por qué no procurarse una cámara miniatura o algo que no fuera tan sospechosamente parecida a las que existian por aquellos tiempos?.

Ejemplo:

camara antigua

O esta misma:

camara de foto 1940

 

Esta última guarda un notorio parecido.

Creo que es más probable que haya sido un turista accidental de su tiempo. Un viajero del tiempo no se habría puesto en tan notoria evidencia. Pero muchos pueden pensar que justamente se pone en evidencia para dejar un legado en la historia de la existencia de los viajes en  el tiempo. ¿Lo creen así?

Luego llegué a John Titor.

Un alucinado que no toleró mucho un análisis para darme cuenta que era un timador. Las nociones básicas de las que hablaba, sus profecías no cumplidas, lo descartaban a priori.

¿Y qué quedaba?

Pues que los científicos metieran mano a la obra.

LA CIENCIA PROVOCA A LOS VIAJEROS DEL TIEMPO

stephen haking.png

Y uno de ellos fue Stephen Hawking, que decidió enviar una invitación a un congreso a viajeros del tiempo.

¿Cómo lo hizo?

No avisando de dicho congreso hasta que este acabó. Pero nadie se presentó antes a la reunión.

“Estuve esperando un buen rato, pero no vino nadie”, dijo el científico.

Luego metieron manos en el asunto un equipo de físicos de la Universidad de Michigan Tech.

Para ello, usaron nada menos que Internet. Robert Nemiroff y Teresa Wilson idearon la estrategia de buscar menciones en internet de eventos futuros, que nadie pudiera conocer, esto podría constituir una evidencia de viajes en el tiempo.

andrew-carlssin-a-time-traveller-who-got-busted-for-insider-trading-xx-photos-2Esas “menciones” debían cumplir con tres condiciones: debía existir mientras realizaban la búsqueda, debía ser un vocablo unívoco que no se confundiera con otra cosa, y en tercera instancia, debía ser algo trascendente: que quedara en los libros de historia.

Algo que más tarde podría llegar a comprobarse.

Para probarlo, y porque Nemiroff trabaja con la NASA en su web Astronomy Picture of the Day, se decantaron por un fenómeno astronómico como el descubrimiento del cometa ISON. Cumplía las tres condiciones.

Y sin embargo, no hubo una referencia siquiera en Internet de su existencia. Ningún hipotético viajero del futuro dejó asentado ni directa ni indirectamente el hallazgo que más tarde se hizo conocido.

Pero no sólo por ahí tiraron las redes para atrapar viajeros en el tiempo.

Otro fue el papa Francisco. El nombre de Francisco fue escogido por Jorge Mario Bergoglio, y nunca antes había sido utilizado en la historia papal. Pero de nuevo, con los términos seleccionados, no encontraron nada de dicha mención en la web.

Utilizaron : Google, Bing, Google Trends, Facebook, Twitter, etcétera.

Por otro lado, crearon cierta provocación en sus tuits a posibles viajeros que los leyeran. Planteaban que no era posible cambiar el pasado según el principio de autoconsistencia de Novikov.

Pero nada.

Nadie asomó la cabeza.

“En nuestra limitada búsqueda, no encontramos nada”, dice Nemiroff en una nota de su universidad. “Realmente no pensaba que lo haríamos. Pero no sabemos de nadie que haya intentado una búsqueda como esta. Internet es esencialmente una enorme base de datos y creo que si los viajeros en el tiempo estuvieran aquí, habrían manifestado su existencia por otro medio, quizá publicando los números de la lotería antes de que salieran”, añade.

Quizá sea así. O quizá no puedan interferir en la historia humana y sólo sean observadores anónimos, figuras que se pierden en las calles urbanas entre los miles de transeúntes que circulan a diario.

Giras, y esa figura ya no está.

ULTIMA NOTICIA SOBRE VIAJES EN EL TIEMPO

Andrew Carlssin

 

Reproduzco la nota:

time-travelViajero del Tiempo detenido por uso de información privilegiada en Bolsa Miércoles, 19 de marzo 2003 por Chad Kultgen Nueva York – Investigadores Federales han arrestado a un enigmático personaje de Wall Street acusándole de uso de información privilegiada (insider-trading). Increíblemente, el detenido aseguró ser un viajero del tiempo del año 2256 (…) «No podemos creernos su historia, o es un lunático o es un metiroso patológico», dijo un responsable de la SEC, «pero el hecho es que con una inversión inicial de 800 dólares en dos semanas se hizo con una cartera valorada en 350 millones de dólares. Cada operación que realizó obtuvo increíbles beneficios, lo cual no puede ser debido simplemente su buena suerte.» (…) Cuando Andrew Carlssin completó una serie de 126 operaciones de alto riesgo ganando mucho dinero con cada una de ellas levantó las sospechas de los sistemas de vigilancia de Wall Street. (…) El detenido afirma que ha viajado 200 años desde el futuro, donde es bien sabido que nuestra época experimentó unas de las épocas más tormentosas en los Mercados. Cualquiera armando con conocimientos de ese tipo podría hacer una fortuna. «Fue muy difícil resistir la tentación», dijo Carlssin, «había planedo que pareciera natural, ya sabéis, ganando un poco, perdiendo de vez en cuando, pero me dejé llevar.» (…) Arrepentido por sus actos, se ofreció a divulgar algunos «hechos históricos» como la localización de Osama Bin Laden o la cura del SIDA. Lo único que pide es que le permitan volver al futuro en su «máquina del tiempo». Sin embargo, se negó a explicar cómo funciona la máquina o dónde se encuentra, por miedo a que la tecnología caiga «en malas manos».

andrew-carlssin-a-time-traveller-who-got-busted-for-insider-trading-xx-photos-3
Dicen que es el mismo: pero creo que en esa foto están empeñados en encontrar viajeros en el tiempo a toda costa.

 

sj-logo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s